espanol
Idioma
{{ langArrFull[index] }}
blog_button_mob

¿Cómo los sales del Mar Muerto ayudan en el tratamiento de la psoriasis?

Hace muchos milenios, a causa de la ruptura de la corteza terrestre, entre Israel, Jordania y Palestina se formó una enorme fosa tectónica. Mar Muerto es la parte de esta fosa. Este único fenómeno natural está situado en la parte del sur de Israel, a 400 metros bajo el nivel del océano. El Mar Muerto es el punto más bajo de la Tierra. Durante muchos siglos todas las fuentes, ríos y aguas subterráneos que llevaban sus aguas a este mar que carece de desagüe, acumulaban aquí sus sales. Las condiciones climáticas influían sobre la evaporización del agua. Con tiempo, la cantidad de las sales minerales fue tan alta que hoy, su concentración supera en 10 veces cualquieras otras masas de agua del mundo. Singularidad del Mar Muerto no consiste simplemente de que es más salado, sino del carácter único de la composición de sus sales. En nuestro planeta no existe una fuente de minerales más natural.

48_article

sales del mar muerto psoriasis

¿Qué son los minerales del Mar Muero y cuál es su valor?

La sal del Mar Muero se compone de multitud de minerales útiles. Su cantidad prácticamente equivale a 40 componentes. Estos minerales poseen propiedades medicinales, especialmente para la terapia de las enfermedades de la piel. Muchos años de experiencia del uso han confirmado su utilidad insustituible en el tratamiento de la psoriasis, seborrea, eccema y diferentes dermatitis. El tratamiento de estas enfermedades es muy popular en los balnearios del Mar Muerto con ayuda de baños, los baños de barro y otros procedimientos terapéuticos. También ha demostrado gran eficiencia para el tratamiento de la psoriasis y otras enfermedades de la piel la terapia con los remedios naturales, compuestos de los minerales del Mar Muerto.

Сomposición y propiedades curativas de las sales del Mar Muerto

 Magnesio

Las sales del Mar Muerto, en mayoría, están llenas del bromuro de magnesio. Este elemento impide al surgimiento de la alergia que es muy importante para el tratamiento de muchas enfermedades dermatológicas, incluso, la psoriasis. Además, es muy importante para el metabolismo en el organismo. El magnesio participa activamente en la absorción de las vitaminas necesarias y otros minerales. Si en el organismo la cantidad de este elemento químico es más baja de la norma, esto lleva al envejecimiento prematuro de la epidermis. Cuando el magnesio está en norma, entonces las vitaminas B, C y también el calcio, el potasio y el fósforo se absorben mejor. El magnesio se considera antioxidante y salvación real para la piel. Gracias a sus fermentos pasa la síntesis del ADN y ARN.

Bromo

Bromo es el siguiente elemento mineral útil del Mar Muerto. En el tratamiento de las enfermedades cutáneas, se distingue por las propiedades antisépticas. Además, el boro es útil como el componente antiestresante. Los iones del boro penentran muy rápidamente en la sangre a través de la piel, normalizan los procesos nerviosos y eliminan la excitación emocional elevada, que fue causada por estrés.

Potasio

La sal del Mar Muerto está llena de potasio. Este mineral responde por la regulación del nivel de la humedad en las células de la piel. Una de las causas de la sequedad de la piel y  la formación de grietas es la insuficiencia del potasio en el organismo. El potacio es necesario para la normalización del equilibrio hídrico de las células del epitelio, la cicatrización de las heridas y para disolver las cicatrices. Por eso lo usan para curar diferentes enfermedades de la piel, en particular, para la psoriasis. Además de esto, el potasio mejora el metabolismo de la piel y contribuye a la regeneración de las células de la epidermis. Este elemento mantiene el trabajo de los riñones, el sistema nervioso central, regula el tono de los músculos e influye beneficamente sobre la salud de los apéndices de la piel (el cabello y las uñas).

Hierro

Hierro es el elemento igualmente importante para el organismo. Este mineral es necesario para la circulación de la sangre y para mantener la función vital de las células. El hierro participa activamente en los procesos inmunobiológicos y en el transporte de oxígeno. La cantidad óptima del hierro en el organismo abastece el estado bueno de la piel. La insuficiencia de este mineral provoca una fatiga excesiva y la somnolencia. La persona se somete más fácilmente a los estreses y los estados depresivos. Durante la psoriasis y otras enfermedades de la piel el hierro se distingue por la participación en la regeneración de la epidermis y mantenimiento de la salud de sus apéndices. Hay que restablecer las reservas de hierro, para no causar fragilidad de las uñas, el envejecimiento precoz de la piel y problemas de la pigmentación de cabello (pelo canoso).

Calcio

Calcio, entre los componentes minerales, ocupa el quinto puesto según su cantidad en el organismo de una persona. Este elemento es muy importante para la formación y mantenimiento de los dientes y los huesos en estado normal. En el tratamiento de las enfermedades cutáneas el calcio juega el papel importante, ya que posee la acción antialérgica y elimina los procesos inflamatorios en la piel. Este mineral es antiestresante, mantiene el funcionamiento del sistema cardiovascular, abastece el funcionamiento del sistema nervioso, también participa en la coagulación de la sangre.

Silicio

Siliceo es sustancia mineral, necesaria para el funcionamiento óptimo de todos los órganos y tejidos del organismo humano, incluso, de la piel. Este microelemento es muy importante para el trabajo de los vasos sanguíneos, el crecimiento del cabello y las uñas y para mantener la piel en estado excelente (previene su envejecimiento). El siliceo hace la piel más firme y elástica. En caso de la falta del siliceo, la piel se somete al surgimiento de las dermatitis. Además de esto, el siliceo estimula el trabajo del sistema inmunitario, que es muy importante para el tratamiento de las enfermedades autoinmunes, por ejemplo, la psoriasis.

Manganeso

Para el organismo también es necesario el manganeso. Este mineral seguro que se puede llamar antioxidante, ya que participa en rejuvenecimiento del organismo. El manganeso mantiene el trabajo del sistema inmunitario y nervioso del organismo. Este elemento posee propiedades de cicatrización, participa en formación de las células de la piel y elimina las toxinas del organismo. Por eso es un componente muy importante para el tratamiento de las enfermedades cutáneas. El mineral ayuda a absorbe mejor las vitaminas C, Е y también las vitaminas del grupo B. Previene el desarrollo de la diabetes, las enfermedades de la glándula tiroides y las enfermedades cordiales.

Sodio

Para el organismo de una persona tiene gran significado el sodio. Este mineral ayuda a mantener el balance hídrico y salino en las células, incluso, en las células de la epidermis. El sodio contribuye a la penetración de las sustancias nutritivas en las células de la piel y guarda las necesarias sustancias minerales en el organismo. Este microelemento controla el equilibrio del PH en el organismo, su mantenimiento es muy importante para la función vital de todos los sistemas y para el tratamiento de muchas enfermedades, incluso, dermatológicas. El sodio es muy útil para la piel, ya que participa en la purificación de los poros, en la función respiratoria de la epidermis y su detoxicación. La insuficiencia de este mineral puede causar deshidratación y envejecimiento precoz de la piel.

Zinc

Como es sabido, el zinc posee muchas propiedades curativas, especialmente, respecto a la epidermis y sus apéndices. En el pueblo le llaman “el mineral de la belleza”. El zinc influye sobre el tono estable de la piel, recupera sus células, regula la producción de sebo de la piel que es muy importante para tal enfermedad como seborrea. Este microelemento mejora el estado general de la epidermis, refuerza las funciones protectoras del organismo, participa en la formación de los aminoacidos. Además, el zinc impide al surgimiento de las reacciones alérgicas del organismo, mejora el crecimiento y la calidad del cabello, es insustituible para buen estado de las uñas. Este mineral de mar es útil para la vista, la memoria, también influye sobre el olfato de la persona. Gracias a sus características únicas, el zinc muy a menudo se usa en la dermatología. El mineral forma parte de muchos cosméticos para cuidar la piel.

Cobre

Otro mineral de las sales del Mar Muerto es cobre. Es muy importante para el organismo: responde por la elasticidad y solidez de los vasos sanguíneos, participa en la síntesis de los leucocitos y eritrocitos, normaliza la circulación de la sangre. El cobre resiste a las infecciones, mejora el tono de los músculos y aumenta la actividad mental. Este mineral es importante para la piel, ya que participa activamente en la síntesis de la melanina y el colágeno. Colágeno responde por la elasticidad de la epidermis. Por eso, el cobre es un mineral valioso para el tratamiento de la psoriasis y otras enfermedades de la piel.

Azufre

Azufre forma parte de cuatro aminoacidos importantes, con ayuda de cuales pasa la síntesis de las proteínas. Ninguna célula del organismo puede existir sin azufre. Tiene el significado enorme para la piel, ya que azufre forma parte de la queratina. La queratina, a su vez, es un elemento importante para la piel, las uñas y el cabello. Si el organismo carece de azufre, a menudo la piel se somete a los procesos inflamatorios. Este mineral mejora perfectamente la inmunidad y contribuye a la destrucción de los elementos patógenos.

Selenio

Selenio es un mineral muy importante. Selenio aumenta las funciones protectoras del organismo, baja el riesgo del surgimiento de la oncología, toma parte en la circulación sanguínea. El rasgo distintivo del selenio es su actividad antioxidante. Las propiedades antiinflamatorias del selenio ayudan advertir el desarrollo de la artritis, la asma bronquial, la psoriasis y otras enfermedades. Si ya está enfermo, el selenio facilita la corriente de la enfermedad.

Fósforo

Fósforo es uno de los minerales más importantes para el organismo. Fósforo cumple la función del cargador de energía, forma parte de muchos aminoacidos que participan en la síntesis de las proteínas. Fósforo es el componente esencial de los dientes, del tejido óseo y las células de la piel. Este elemento mantiene el equilibrio del PH en el organismo y abastece el funcionamiento óptimo del sistema nervioso central.

Flúor

Otro elemento necesario para el organismo humano es el flúor. El mineral desempeña un papel muy importante en el metabolismo de los minerales. El flúor contribuye al desarrollo óptimo de la estructura de hueso, hace el tejido óseo más sólido y firme. Este mineral mejora el crecimiento y el estado del cabello y las uñas. Es muy importante para manter los dientes.

Cloro

Cloro existe en forma de los cloruros en el organismo de una persona. Los cloruros cumplen muchas funciones importantes. En particular, son importantes para la piel, ya que mantienen el balance hídrico dentro y alrededor de las células de la epidermis. Los cloruros participan en la normalización del balance de PH, regulan la tensión arterial y ayudan absorber las necesarias sustancias nutritivas, vitaminas y minerales.

Yodo 

Yodo también es un elemento mineral conocido. Este mineral regula la transformación energética del organismo y la velocidad de las reacciones bioquímicas. Este elemento ayuda a mantener la temperatura óptima del cuerpo. Además, el yodo toma parte en los procesos de metabolismo y abastece la estabilidad del organismo a los factores negativos exteriores. El mineral ayuda a luchar contra los microorganismos patógenos y también tiene propiedades antiesclerosas.

Basándose en las mensionadas propiedades útiles de los minerales, que forman parte de las sales del Mar Muerto, cabe destacar su única acción terapéutica. Estos minerales influyen beneficamente en la regeneración de las células de la piel, abastecen su hidratación, nutrición y rejuvenecimiento de la epidermis. Gracias a esto, los minerales del Mar Muerto se utilizan mucho para tratar las enfermedades dermatológicas. Estas sustancias útiles forman parte de muchos medicamentos y cosméticos.

Otros artículos de la categoría >>